Cómo hidratar a un gato que no quiere tomar agua

La hidratación es primordial para una aceptable salud. Por fortuna, la mayor parte de los animales toman en el momento en que tienen sed. Mencionado lo anterior, es esencial rememorar que cada animal precisa una cantidad diferente de agua para sostenerse hidratado. Por ende, posiblemente su gato esté tomando bastante agua, si bien no semeja estar tomando mucha.

Al tiempo que los perros tienden a tragar enormes proporciones de agua al unísono, los gatos tienden a tomar proporciones pequeñísimas al unísono.

¿De qué forma lograr que tu gato tome un tanto mucho más de agua?

La comida envasada solo tiene dentro mucho más humedad.

Según los veterinarios, esta es la manera mucho más simple de lograr que tu gato desee tomar mucho más agua y de esta forma eludir la deshidratación.

¿Qué le pasaría a mi gato si no bebe agua?

Lo más frecuente que le puede pasar a un gato que no bebe bastante agua es que corra el peligro de padecer Patología del Tracto Urinario Inferior, una patología muy habitual en los gatos que es la carencia de hidratación. lo impulsa mucho más. Pero, aparte de esta patología, tu gato tiene la posibilidad de tener otros síntomas por carecer de líquidos:

  1. Jadeo incesante.
  2. Pérdida de apetito: singularmente comida seca.
  3. Disminución de la actividad, sopor y depresión.
  4. Piel seca, labios y boca secos.
  5. Pérdida de flexibilidad de la piel.
  6. Deshidratación: Si tu gato no bebe bastante agua y no la consigue de la dieta, corre el peligro de padecer una deshidratación grave.
  7. Estreñimiento: la carencia de líquido en el cuerpo endurece las heces, complicando su expulsión del cuerpo.
  8. Insuficiencia renal: si tu gato se deshidrata, los riñones comienzan a recibir menos sangre y no la filtran. Esto causa que substancias dañinas, como la creatinina y la urea, se queden en el torrente sanguíneo.

Añadir agua a la comida húmeda para gatos

Los gatos, exactamente la misma la gente, precisan tomar mucha agua. Los gatos se conforman primordialmente de agua, exactamente la misma los humanos, y no tomar lo bastante puede ocasionarles serios problemas médicos. Si el consumo de agua de tu gato ha disminuido de repente, puede ser aconsejable llevarlo al veterinario para cerciorarse de que no haya una causa mucho más grave detrás. tu gato se niega a tomar. Ciertos tienen la posibilidad de ser tan sencillos como la terquedad, al paso que otros tienen la posibilidad de ser tan complejos como un golpe de calor. Es esencial que los gatos tomen una cantidad correcta de agua, puesto que es primordial para sus procesos biológicos. Ciertas causas probables son las próximas:

Posiblemente su gato sencillamente se niegue a tomar agua pues es riguroso con el género de agua libre para él. En ocasiones, aun el género de envase puede influir en la proporción de agua que bebe el gato. Si el tazón es bastante grande o bastante pequeño puede verse influido por el tazón que precisa tu gato. A ciertos gatos no les agrada que sus bigotes rocen los lados del tazón, con lo que tienen la posibilidad de negarse a tomar de un tazón que es bastante pequeño. Ciertos gatos eligen comederos de acero inoxidable a los de cerámica, o al reves.

Ojos hundidos

Fíjate bien en los ojos de tu gato. Si semejan perder la concentración, están apabullados o desanimados, la deshidratación puede ser la causa.

Examina las encías de tu gato. Las encías de tu gato siempre y en todo momento han de estar rosadas y húmedas. Si presiona su dedo contra las encías de su gato, el sitio que está presionando se volverá blanco, pero si no vuelven a un color rosado saludable en uno o 2 segundos tras eliminar el dedo, su gato podría estar desecado.