Cómo evitar que mi cachorro se coma sus heces

Si de pronto halla a su perro dándose un festín… por capricho, tiende a meditar: “¿Qué le pasa? ¿Por qué razón de súbito come heces?”. La primera cosa que te aconsejamos es investigar si le dedicas el tiempo y la atención que precisa. Considera si en este momento pasas el menor tiempo con él y, más que nada, juegas menos con él o no. llevar a cabo menos ejercicio.

Si por contra es un accionar que transporta realizando desde d «tanto si lo adoptaste tal y como si lo adquiriste, lo mucho más posible es que lo estuviese realizando en el congrio, la tienda de animales o la perrera donde se cría. En estos sitios, los animales acostumbran a estar recluídos en espacios cerrados a lo largo de bastante tiempo y la carencia de estímulos piensa una enorme tensión sensible. Una manera de calmar la ansiedad es jugar con sus heces y después comerlas.Este accionar puede deberse al hecho de que los perros y gatos distinguen las áreas descuidadas de las limpias, y por consiguiente ingieren material fecal condiciones para sostener su hábitat limpio.

Las perras se comen los excrementos de sus perros chiquitos

La única coprofagia habitual, que no se considera un accionar anómalo sino más bien un accionar permanente en el tiempo por selección natural, es la coprofagia materna con heces de las copas. En todos y cada uno de los cánidos, salvajes o no, incluyendo los perros, la madre come las heces de los perros chiquitos para sostener su «nido» (el corral de parto) en perfectas condiciones higiénicas, lo que evita la aparición de anomalías de la salud en los perros chiquitos. Este hábito tenía una virtud adaptativa y, por ende, se encontraba fijado en los genes y el accionar instintivo de las mujeres.

– Los perros chiquitos tienden a consumir sus heces, tan rápido como se generan, con lo que desaparecen de la visión de sus dueños, si lo hicieron en un espacio inapropiado, para eludir vergüenza. . – El agobio o la ansiedad por separación asimismo influye en la aparición y cuidado de la coprofagia en el tiempo. – El aburrimiento, la soledad y la carencia de interacción con el dueño y la estimulación ambiental tienen la posibilidad de ser la raíz del inconveniente. El perro se come el cuello para perfeccionarse. En ocasiones aun juega con él antes de comer. – Una demanda de atención por la parte de su dueño o familiares, a fin de que se den cuenta, si bien sea de esta manera. – Falta de higiene, si el perro vive en entornos sucios. – Si viven con gatos sus heces tienen la posibilidad de ser “ricas”, o van a tener curiosidad por ellos. – Si convive con otros perros, puede comerse sus heces sometiéndose a sus compañeros dominantes, o imitar el accionar de otros perros para consumir heces.

Forma de interacción

Primeramente, si tu perro come caca y te lo hallas «infraganti», tiende a ser una manera de interacción. Pero, es obvio que este accionar es no apto, con lo que es esencial corregirlo a tiempo (siempre y en todo momento con bastante amor y más que nada paciencia).

Por otra parte, tienes que saber que los perros interaccionan con el planeta mediante la boca. En verdad, es con sus lengüetazos que detallan su amor a toda la familia. Además de esto, juegan a masticar todo cuanto está a su alcance y gozan saboreando su comida en el momento de comer.

Aburrimiento

De la misma los humanos, a nuestras mascotas no les agrada comer siempre y en todo momento lo mismo. Si siempre y en todo momento tomas exactamente la misma comida puedes aburrirte y sentir ganas de evaluar novedades.

Esos animales que no reciben la bastante atención por la parte de sus dueños los procuran con ahínco, si bien sea para recibir una regañina.

Necesidad de atención

Hay otros extremos de la historia previo, en vez de reñir ocasionando temor en el perro, se alegra de recibir atención de sus cuidadores si bien no sea efectiva y sea Sí se dió cuenta de que se come su seguridad a fin de que le hagan caso.